El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


miércoles, 12 de junio de 2013

Mini Bazooka CUCO.

Los amigos del SOTA nos dieron la idea y casi a modo de encargo, los cucos empezamos a pensar en como debía ser. Mínimo espacio en la mochila, peso inapreciable a pesar de la longitud del dipolo para 7Mhz... Evidentemente olvidarnos del rg58 y de los botes de aluminio o pvc... ¡Buen proyecto si al final funciona!

A la hora de buscar materiales candidatos para el prototipo y como siempre, una primera ojeada al mercado nacional. En esta ocasión lanzamos algunas consultas en los círculos técnicos adecuados y comenzamos a formular sobre esta antena. Tic, tac, tic, paciencia, tac, tiempo, maduración de las ideas iniciales. Y como el buen vino manchego, tras darle su tiempo (hueco según José Mota) cantó la chicharra con los primeros calores.

En la foto EA5HKQ y EA5HIR (juniors) rodeados de amigos y mostrando la mini Cuco.



El dipolo se pierde a la vista entre la maleza

De este modo tan precario se preparo la instalación, un auténtico field day, era mas importante que los botes de cerveza aguantaran fríos que el resto... El operador con sus pantalones reflectantes destaca sobre el contorno, ante todo SEGURIDAD. 


La Clansman, una vez mas mordiendo el polvo. Nada que ver con su paso por Afganistán.

Pisando fuerte la nueva promoción. 
Muy positiva la sensación de este mini dipolo del que hablaremos próximamente en detalle. Sirva esta aproximación para mostrar el espíritu Cuco y hacer protagonistas a los que ya apuntan como buenos radioaficionados.







A la espera de poder comprarle al personal una cámara en condiciones, valga este proyecto de grabación para ilustrar una tarde de radio y amigos del CUCO.

73.

No hay comentarios:

Publicar un comentario