El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


sábado, 15 de junio de 2013

Una imagen, mas que mil...

Antes de enviar la Slim Cuco de 50/144 Mhz a la zona EA3, hemos querido demostrar de un modo muy simple e ilustrativo como cambia el rendimiento de esta antena en función de su ángulo de trabajo. Desde trabajar satélites, salidas camperas, estaciones base, radiante de emergencia, siempre podremos jugar con ella y sus infinitas aplicaciones si conocemos su diagrama de radiación y como variarlo a nuestro capricho.

" La zona de campo cercano es importante en ella influyen sobre las características eléctricas y directivas los objetos que están allí. Esos objetos pueden ser colocados intencionalmente -como los elementos parásitos de una Yagi- pero también pueden ser estructuras o materiales no deseadas que pueden influir en las características de la antena, modificando el diagrama directivo previsto o alterando su impedancia." (LU6ETJ)

Desde que experimentamos con esta antena, hemos probado con ajustarlas a 70,50,144 y 432 Mhz y los resultados han sido siempre sorprendentes. De entre sus virtudes, sin duda destacamos su bajísimo ángulo de radiación, concentrando  a nivel de superficie todo su potencial. Hoy día tenemos opciones para todo, yo mismo hace años, tuve una Diamond X-50 que me dio muy buenos momentos con los sat de radioaficionados y la Mir y luego la ISS. Mas tarde la cambié por la X-200 y se acabó. Ya no era posible, ángulo mas bajo.


En el caso de la Slim Cuco de cinta de la que hablamos, el mismo material en el que las construimos, nos permite modificar su ángulo y probar, probar y probar, empleando elementos al alcance de cualquiera y llamando siempre la atención entre vecinos y curiosos (redundante, todos los vecinos son curiosos, ¿no?)

El siguiente vídeo es una edición al corte, sin mas, de cinco grabaciones consecutivas del móvil para demostrar como podemos mejorar una transmisión modificando el ángulo de radiación de una antena colocada, que no instalada, en situación precaria y "cutre". Ruego perdones la calidad del vídeo, pero en este y otros casos, mas vale una imagen que mil... El nivel de propagación no fue nada del otro mundo, en el momento de la grabación, no se observó esporádica alguna.




73 y mucha radio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario