El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


viernes, 23 de enero de 2015

Ideas para el brazo "360".

En este momento ya están llegando los primeros "brazos 360", que convertirán el dipolo Bazooka Cuco en una mejor antena, a los primeros valientes que han decidido probarlos. La verdad es que han quedado muy bien y estamos deseando empezar a oírlos este fin de semana en la banda de los 40 metros. La colocación de las tres extremidades radiantes quedan a la elección y posibilidad de cada uno, pero desde aquí recomendamos jugar todo lo que se pueda con ellas, descubriendo el mejor lóbulo y llegando a sus límites.

Enlazando con una entrada anterior que tratamos sobre los peligros de "tensar" los dipolos en exceso, aquí te proponemos un modo sencillo, efectivo e inofensivo de descargar de tensión el nuevo brazo 360 y tener el coaxial en su posición correcta.


Hemos comprado un poco de cuerda resistente a la radiación solar y al clima. Nos hemos dado un paseo al Decathlon y allí hemos encontrado este.


En el punto que creemos mas adecuado colocamos una presilla metálica de las que usamos antes de los aisladores de los dipolos habituales.

La presilla atrapa la cuerda por uno de sus lados y el cable coaxial por el otro.

Si ponemos una de estas cuerdas en cada extremo del brazo360, podremos anudar la cuerda libre al cáncamo del dipolo o al mástil. En el otro extremo del coaxial, la cuerda a un viento, piqueta, etc.
 Es una idea pero cada cual puede aportar la suya. Se trata de no estirar ni "tensar" el brazo de los PL.


73.

lunes, 19 de enero de 2015

Ya disponibles los primeros "brazos " supletorios para la Bazooka

Por fin. ya hemos terminado la primera mini  serie de 6 unidades. Con temperaturas bajo cero, nevando en el inhóspito exterior... y a pesar de todo, el taller funcionando al 100%. ¡Aquí está!



Este es el resultado final del brazo que convertirá tu Bazooka Cuco de 40metros en una triple o "dipolo cónico". De momento solo hemos construido para los 7/21 Mhz ya que es la mas demandada y ha sido probada durante 6 meses. Para el resto de las bandas esperaremos a tener peticiones. Una vez hechas las cuentas, podemos ofrecer este brazo para esa banda a 20€. Y ahora, veamos el proceso de fabricación:

Tras muchos diseños y pruebas volvemos a optar por el aluminio anodizado y el encapsulamiento en resina, al ser la mejor solución. 

Encontrar la medida de tubo adecuada fue motivo de celebración por todo lo alto. Nos pedían comprar un mínimo de varios miles de Kg del elegido y tuvimos que variar los cálculos para no ir a la ruina. Este es un pelín mas grande, lo que ganamos en resistencia y durabilidad.


La mano maestra del tornero, trabajó con pulso quirúrgico.

Tapones superiores e inferiores, mecanizados.


                              



El PL macho se conecta a la zona central de dipolo. En el PL hembra, se conecta el coaxial de 50 ohmios que irá hasta el equipo de radio.


La ALQUIMIA  entra en escena...

Este es el momento clave en la elaboración de la pócima protectora Made by  CUCO




Totalmente protegida, aislada, sellada al vacío, la zona de conexiones ya está lista para ser utilizada en cualquier Dipolo Cuco de 40 metros.

                          



Ya puedes pedirnos tu "brazo", hay unidades limitadas en stock e iremos haciendo mas si así lo quieres.

Un saludo y 73.

En unos días nos vamos a Oriente... pero el correo electrónico sigue abierto.





viernes, 16 de enero de 2015

Inminente puesta a disposición.

Has sido varios meses procurando encontrar el modo mas adecuado a la construcción del tercer brazo de nuestros dipolos Bazooka Cuco. Tras las pruebas de campo realizadas en los meses de verano creímos interesante centrarnos en la construcción de este "suplemento" que convierte cualquier dipolo Cuco, en su versión de rg59 no en las qrp de 174, en una súper antena con lóbulo de radiación cónico. Si, has leído bien...

 cono006

A los dos brazos del dipolo le sumamos un tercero con una longitud determinada y en cuyo extremo libre conectaremos la bajada de coaxial de 50 ohmios para alimentar el equipo.

Colocando los brazos a 120º conseguimos un cono radiante que formará un lóbulo muy distinto a un dipolo en V invertida.

El tercer brazo se conecta, cuando lo queramos así, al pl de la antena y su extremo incluye otro conector pl para la bajada de coaxial normal al equipo. El que muestra la foto es el pl de prueba, nada que ver con el definitivo.

En las pruebas jugamos con los grados en la colocación de los "brazos" y el resultado fue impresionante dirigiendo a nuestro gusto el lóbulo principal.
Un colega lo tildó de "interesante juguete", sin duda con razón ya que nos puede dar muy buenos ratos y animarnos a experimentar.

Ahora, por fin hemos conseguido los materiales y el modo de hacer de este tercer brazo un complemento duradero y efectivo para cualquier dipolo Bazooka Cuco. La medida seleccionada del tubo de aluminio anodizado nos ha traído de cabeza, no la encontrábamos. Cada banda necesita un brazo concreto y utilizable solo con el dipolo de esa misma, algo normal al tratarse de antenas monobanda.

Para los amantes del RX debemos reseñar que esta disposición es prácticamente insuperable. Por ejemplo; un dipolo Cuco de 40m, con el tercer brazo a 120º convertirá nuestra estación de radioescucha en una enorme antena multibanda que recibirá las transmisiones en cualquier punto de nuestra HF con ruido de fondo mínimo. Recordamos que este dipolo cerrado se caracteriza por su bajo ruido y porque recibe en toda la banda, incluso fuera de la que fue construida y calculada.

Tenemos una lista que esperamos ir eliminando con los primeros envíos que podrían comenzar la semana próxima. Este fin de semana será decisivo para el comienzo del montaje definitivo. Si estás interesado en completar tu dipolo con el o si deseas el conjunto, es el momento. La factoría Cuco, se pone en marcha...





73.


lunes, 12 de enero de 2015

Buscando soluciones.

No es la primera vez que traemos el tema al blog, prueba de no tener clara la mejor opción. Nos han preguntado de manera reiterada sobre posibles antenas "ideales" en espacios especialmente reducidos o con usos móviles y la verdad es que el exceso de información a la que todos tenemos acceso nos nubla la mente y al final, los árboles no nos dejan ver el bosque... Polarización, espacio total disponible, bandas a utilizar, pretensiones de potencia a utilizar, etc, todos estos factores influirán de modo determinante sobre que antena escoger. Sin embargo, la novedad en esta entrada, no es tanto el comentar las posibilidades, lo que podemos hacer los cucos o las ideas que podamos dar; pretendemos hoy recoger ideas y sobre todo conocer experiencias en dos tipos concretos de antena sobre los que no conseguimos crearnos una opinión clara.

Nos gustaría conocer opiniones sobre las antenas fractales, cada vez mas utilizadas en frecuencias altas y de las que nos consta existe un cierto halo misterioso fuera del circuito profesional, quedando los radioaficionados muy al margen de su estudio, diseño, uso y experimentación (salvando excepciones). Aclaro  el comentario; ¿existen hilos de discusión sobre el tema en nuestro país, abiertos al público en general? Conozco pequeños grupos, muy cerrados, que están en el tema desde hace años. Incluso creamos una antena fractal para RX en el taller de los cucos que permitió una CLARÍSIMA mejora en la recepción de imagen desde un dron, pero sin mas recorrido que construirla, probarla y poco mas. ¿Sería posible fabricar una para los 40 metros que hiciera posible colocarla sin disponer de grandes espacios? 

Antena fractal en disposición de antena plana.

Unión de los diferentes elementos radiantes.

Directiva real.

Lóbulo de radiación en ese patrón concreto.


Y ahora saltamos, de la fractal a la magnética. Parece el camino lógico y en este caso existe mas "luz", modelos comerciales, precios, pruebas, opiniones de todo tipo. ¿sería posible utilizar los principios de funcionamiento de una magnética, por ejemplo de aro, para construir una nvis que permitiera de modo sencillo adaptarla al techo de un camión o automóvil? A esta pregunta ya le podemos responder con un SI rotundo. Ahora queda resolver los problemas mecánicos de su óptima construcción y mejor rendimiento. En este caso, los cucos ya tenemos trabajo adelantado y en breve podremos comprobar si la teoría se convierte en realidad y si el papel, que lo aguanta todo, no nos crea ilusiones.

Sistema comercializado y utilizado actualmente por ONU y otras organizaciones. Coste muy elevado.

Uso militar.

Ojo, no me estoy refiriendo a la antena de aro clásica en versión multi o mono banda. De estas tenemos un claro ejemplo de calidad y variedad en www.camion.militar.com. Hablo (escribo) de adaptar este tipo de antena u otra parecida a uso móvil de modo sencillo, permanente (en movimiento) con garantías de rendimiento, sencillez de montaje y precio asequible.

Agradeceremos vuestros comentarios, experiencias, ideas, propuestas... en el espacio de comentarios de esta entrada.

73, seguimos mientras con el soldador en la mano.

domingo, 4 de enero de 2015

Buen año nuevo para tod@s...

...es el deseo del Cuco Team para todos los lectores y amigos. Comenzamos una nueva etapa que esperamos cumpla con las espectativas que nos hemos marcado, que son muchas y llenas de pequeños retos. Un año no es mucho en el continuo transcurrir de una vida, sin embargo en el relativo poco tiempo del Proyecto Cuco estamos abandonando una hipotética juventud para adentrarnos en la etapa adulta. ¡Vaya comedura de coco! Todo esto es para decir que estamos a unos meses de cumplir 4 años, que seguimos con la misma ilusión y ganas de ayudar a los radioaficionados en sus proyectos y sueños, que nos vamos a consolidar como una alternativa a las comunicaciones profesionales dando soluciones imaginativas y de calidad, que seguimos despertando en los mas jóvenes la curiosidad por nuestro mundo de la radio, que ya no tenemos fronteras y actualmente el 68% de nuestros lectores lo hacen desde otros países (incluso China, donde estábamos bloqueados), que hemos puesto una de nuestras antenas en la estratosfera y a su vuelta sigue funcionando...

El 2014 ha sido un buen año, sin duda, para los Cucos y la cochera (garaje) ha dado muy buenos ratos, a pesar de habérsenos acabado el pacharán que nos trajimos de Bilbao. Trabajar a las bajas temperaturas que acostumbra La Manchuela Albaceteña hace necesario contar con un buen anticongelante y a falta de pacharán tenemos carajillo quemado, sin alcohol apenas y calentito. Comenzamos el 2015 con el termómetro marcando -8ºC y casi el mismo día nos dicen que una de las Bazooka Cuco necesita una rápida intervención de taller. El equipo de emergencias se puso en marcha para asistir a la herida y restablecer en lo posible sus constantes vitales. Ante un nuevo año cargado de buena propagación y comunicados sorprendentes, es vital acortar al máximo su paso por rehabilitación y darle el alta para el disfrute sin fin de su dueño. Una vez reconocida y subida a su pedestal, es necesario hacer un recordatorio por este medio:

           El gran árbol y el flexible junco se habían visto nacer el uno al otro. Desde que germinaron sus respectivas semillas en la loma de aquella colina extraordinariamente yerma (completamente yerma se podría decir si no fuese por aquel incipiente árbol y aquel joven junco) no habían gozado de más compañía que la que podían proporcionarse el uno al otro, y la ocasional visita de algún ave migratoria cansada y despistada. Dirán los doctos y documentados que es realmente extraordinario encontrar un junco así, sólo y aislado; bien, es posible; yo no soy docto ni documentado y me limito a trasmitir la historia tal cual me la contaron. Nunca se me ocurrió fijarme en ese dato, de igual manera que nunca cuestioné que pudiera existir la amistad entre un árbol y un junco. Porque eso es lo que me contaron que ocurrió, que juntos soportaron granizos y tormentas, mañanas de sol abrasadoras, heladas y aguaceros; y que todo eso les hizo amigos. Amigos; con toda la fuerza que arrastra la palabra amigos.
El único punto que les distanciaba, era cuando se enzarzaban en eternas discusiones sobre si era más adecuada la táctica de uno o de otro para enfrentarse a los fuertes vientos que, con frecuencia, asolaban su triste colina. Paradójicamente firme en sus convicciones, el junco defendía la necesidad de plegarse ante el viento, de dejarle pasar, de tumbarse si era necesario. Por el contrario, el árbol se empeñaba en que no habría nunca viento que pudiera con sus sólidas raíces, y proclamaba orgulloso ante el junco y ante las aves que a veces acudían divertidas a escucharle, que prefería morir de pie que vivir siempre arrodillado (Él defendía la autoría de esa frase, aunque una insistente garza africana le rebatía insistente afirmando haberla leído en camisetas y posters de seres humanos).
Cuando discutían por aquellas cuestiones, el árbol solía llamar al junco ramita escuálida, a lo que el junco acostumbraba a responder llamándole “alcornoque”. Las hostilidades podían entonces enconarse, hasta llegar al punto de dejar de hablarse días enteros.
En la tercera noche desde que empezara uno de esos periodos de amargo desencuentro, sopló un viento descomunal, como nunca ninguno de los dos había visto. El junco bailó al son del vendaval, plegándose a sus exigencias. El árbol, apretando firmes sus ramas y sus raíces, se encaró contra aquella furia desbocada. Se hizo la oscuridad, ocultando a cada uno la lucha del otro.
A la mañana siguiente el junco se alzó sacudido y conmocionado pero vivo, sólo para descubrir a su lado un gran agujero negro, justo en donde antes el árbol aposentaba sus raíces. Más lejos, al pie de la colina, contempló el tronco tendido y mutilado del árbol.
Sois libres de pensar que esta es la historia de siempre, con la acostumbrada moraleja de ser flexible como el junco y adaptarse a los vientos. Yo también lo pensaría si no fuese porque yo sé que el junco deseó no haber tenido razón, que ni por un instante sintió el orgullo de que se hubiesen demostrado sus teorías, que sólo sintió una inmensa pena cuando vio el nudoso cuerpo de su amigo en el suelo, que se adueño de él la sensación de soledad más absoluta que se pueda sentir, y que, desde ese momento, suplica para que vuelva a alzarse un fuerte viento que lo lleve al lado del único amigo que conoció. En realidad, el junco no acabó nunca arrancado por un golpe de viento, sino que pereció aplastado, víctima de las innumerables patas de un rebaño trashumante a su paso por la solitaria colina. Hay quien dice que al árbol nunca le habría pasado esto.
Os preguntaréis entonces dónde está la moraleja de esta historia. No lo sé, buscadla vosotros mismos, porque yo la desconozco. Puede que no oculte ninguna enseñanza, o tal vez, puede que oculte muchas. En realidad, a mí nunca me gustaron las historias con moraleja. 
Fuente: http://www.ocurre-bitacora.com/?p=127

Recomendación sobre instalación de dipolos; dejemos cierto margen, no es necesario tensar.



Esta es la consecuencia de tensar las ramas del dipolo, contracciones/dilataciones por frío y calor mas viento. Dejemos holgura, seamos junco...

Buen 2015 y mucha radio, 73