El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


sábado, 25 de febrero de 2012

Otro día de bricoladores

La mañana del sábado (25.02.12) la hemos pasado con los armatostes en las manos y construyendo tres nuevas CUCO para 40 y 15 metros. Tres porque era el material que nos quedaba en nuestra caja del TENTE donde guardamos las piezas que terminan siendo convertidas en dipolos made in La Manchuela. Como teníamos un compromiso de envío para el lunes, pensamos que hoy sería un buen día para volver a reunirnos en el garage y así ha sido. Con una temperatura primaveral al sol y tras un rápido y muy interesante almuerzo con EA5HYD donde nos ha puesto al día de los chismes de la semana, nos hemos puesto manos a la obra. Hemos tardado 3 horas en construirlas, con esmero como siempre, pero con ocasión para incorporar pequeños detalles que aceleran determinadas operaciones del montaje que tienen que ser especialmente realizadas.





Uno de los fuertes de nuestros dipolos es la resistencia en todos sus elementos sensibles. En estas fotos, por ejemplo, puedes comprobar como las tuercas de conexión del conector PL y el cáncamo superior para colgar son asegurados con una solución  soldadora que impedirá su aflojamiento de por vida.








Hoy además, ya digo que ha sido una jornada sorprendente en su aprovechamiento, hemos podido probar una nueva solución dieléctrica para rellenar los botes protectores de conexiones. Como ya explicamos hace unos meses usamos una formula bicomponente que nos ha demostrado protección total de estas partes, pero además evita desplazamientos por impacto, torsión, estiramiento e inalterable tanto a bajas como altas temperaturas. Hoy, uno de nuestros colaboradores nos ha traído una nueva formula maestra que nos abre importantes posibilidades.


















La prueba la hemos hecho con una muy pequeña cantidad para asegurarnos de su reacción en usos de mínimos. Uno de los problemas cuando construimos pocos dipolos de una es la cantidad de bicomponente que desperdiciamos. Con esta nueva formulación podremos hacer incluso de uno en uno a ratos o cuando Jose y yo no podamos coincidir.


Una taza de café de plástico nos sirve de envase preparatorio, demostrando además que emite muy poco calor durante su reacción química, no alterando así al coaxial, al bote protector o a las diferentes conexiones que ha de envolver.
Al tratarse de tres dipolos la cantidad de dieléctrico es importante y debe calcularse al detalle.












Y por fin el momento del  sellado.


  








No hay comentarios:

Publicar un comentario