El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


lunes, 4 de agosto de 2014

Con la radio a cuestas.

Este verano estamos comprobando de modo directo y gracias a la colaboración de los lectores del blog, como cada vez son mas los que se han preparado un mini set para transportar y disfrutar de su equipo de radio de modo sencillo y eficaz en sus actividades veraniegas en portable. A menudo basta con una mochila para transportar todo lo que podamos necesitar, aunque en ocasiones se puede convertir en pesado equipaje y al final se queda sin ser utilizado. Realizar una elección del material a transportar y dejar fuera todo lo innecesario, no es tarea fácil. Podemos meter un equipo multibanda pequeñito, tipo FT817 o 857, una 897 quizá sea pesado; una MKIIG o un qrp... además de latiguillos, batería, Dipolo Cuco, etc. Pronto pensaremos en unas bridas, la navaja como herramienta multiuso (por supuesto de Albacete), cinta aislante, un poco de cordel resistente... la lista suma y sigue y el peso también. Hoy en día la caña de pescar nos da altura al dipolo de forma sencilla y nos puede salvar la vida si se nos acaban los víveres y estamos cerca de un río. Si podemos colocar la estación cerca del transporte utilizado, coche, bici, moto, bien; en cambio si hay senderismo de por medio, podemos acabar con dolor de espalda, riñones, cervicales y lo que pretendía ser un placentero día de radio, acabar con la ingesta masiva de ibuprofeno para los achaques. 

Ante la preparación de cualquier actividad fuera de nuestro habitat natural, precaución, diseño de la misma, repaso minucioso, todo es poco para conseguir el éxito final, no está de mas hacerse una lista y luego resumirla las veces que haga falta.

Uno de nuestros Cucos por el mundo, nos ha enviado esta foto de su equipaje de radio, Ángel está disfrutando de un periplo por Oriente Próximo y ha minimizado con éxito su mochila.


Nos comentó que se encontraba en La Mata (Alicante) pasando unos días con la family y poco después nos envió un mensaje desde los confines del mundo conocido y civilizado; llevando su mochila viajera de un lado a otro mezclando arenas blancas y suaves, sin conocer de fronteras ni países. 

  
Quizá en la próxima "instantánea" nos muestre la Bazooka Cuco con la que trabaja y recorre el mundo, pero en esta ocasión solo podemos dar publicidad a su 817.

Para cada necesidad existe una solución y si no la encuentras, pregúntanos; 6 ojos ven mas que dos y tres cabezas piensan mas que una. Muchas gracias a los que a pesar de las vacaciones y los calores tienen tiempo de seguir ojeando este blog y nos hacen partícipes de sus ilusiones y experiencias. Estamos a medio gas en el montaje de antenas pero la factoría Cuco no cierra nunca y para poder corresponder a la petición de dipolos de última hora, acabamos de terminar una pequeña serie de 10 unidades para 40/21 Mhz. Entre viaje y viaje, playa y piscina, campo y siesta, aquí seguimos.

Buen verano, 73. El correo electrónico siempre abierto, te esperamos.

Un regalo para los amantes de las letras bien rimadas, a un mes de la Feria de Albacete y en honor de esa herramienta multiusos, arriba mencionada.

AQUELLA NAVAJA DE MI PADRE!!!
Éramos como la mayoría
una familia pobre, de artesanos.
Mi madre repartía
la fuente del guisado por los platos.
El buen pan de La Roda
mi padre hacía pedazos;
el pan grande en el pecho,
la navaja en la mano.
Servía la navaja para todo:
Para sacarle punta al tranco,
para afilar el lápiz,
para el corcho rebelde,
para el tocino magro,
para mondar las naranjas,
para mojar la sopa en caldo,
para pelar patatas,
arreglar el gazapo,
cortar el nudo, despegar la caja,
y poner un cartón a los zapatos.
Echar la sal al huevo,
y cortar a la vid el primer ramo.
Para pelar la vara del camino
y poner nuestros nombres en un árbol.
¡Navaja de mi padre,
cuántas cosas hacías en su mano!

Cada Feria veníamos
padre e hijo cogidos de la mano.
Comíamos en la "Cuerda",
junto al carro con toldo de un paisano,
la merienda que madre preparaba.
Y después de los toros
padre compraba turrón blando.
Ahora ya se fueron los dos,
mas compro la navaja y me la guardo.
¡Quizá esta Feria un hijo mío
me compre una navaja de regalo!
Juan José García Carbonell


No hay comentarios:

Publicar un comentario