El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


sábado, 2 de junio de 2018

¿Coincidencia o, simplemente, actualidad?

Hace un par de meses que queríamos hacerte partícipe de una reflexión sobre las posibilidades de hacer radio a larga distancia en estos momento de baja propagación y cuando el ciclo solar todavía nos sumerge mas y mas en la parte mas subterránea de la curva. Pero el tiempo va pasando y entre poner al día el stock de antenas, terminar los proyectos mas complejos (varios Rack) y unas pruebas incompletas sobre un nuevo coaxial, se nos han adelantado. Enhorabuena; con dos excelentes artículos de Don Arturo Andreu EA5ME en los meses de Abril y Junio 2018, en la revista de URE Radioaficionados, leídos por mi parte con atención y sorpresa, compruebo la coincidencia con mi intención de tratar el tema. Podría decir que especialmente el que leí ayer de la revista de Junio, recién llegada a casa. No puedo estar mas de acuerdo en las bondades que los nuevos modos ofrecen y en las posibilidades de un modesto hilo que nos conectará con las antípodas siguiendo unas mínimas pautas y aprovechando nuestra experiencia técnica o la de los demás, gracias a que hoy día todo se comparte por la red y será muy fácil aprender de otros. Hace un año publicábamos una fotografía de una de esas antenas que servía de descanso a las golondrinas y a raíz de una pregunta llegada a nuestro correo, comentábamos las limitaciones y ventajas del mas antiguo (seguramente) sistema de transmisión de ondas de radio. Ahora y con el conocimiento casi infinito que se comparte en la red, podemos aprender a sacarle el máximo rendimiento y hacer buena radio, aun en estos tiempos de mínimo ciclo solar. Recomiendo la lectura de ambos artículos y pongo fin al tema, archivo lo que íbamos a publicar al respecto y pasamos a otro asunto.

Hace unos días se celebró el ejercicio anual de comunicaciones de los colaboradores de REMER de la Provincia de Albacete Mercurio 2018. Colaboramos como todos los años y pudimos dotar a la unidad coordinadora de nuestros elementos Cuco.






La verdad es que el enclave elegido, junto a uno de sus repetidores a mas de 1000m de altura, impresiona por el aprovechamiento radioeléctrico. Incontables las antenas de vhf, uhf, radio enlaces y antenas wifi y +. Además y por si fuera poco, un parque de aerogeneradores eléctricos a pocos metros y otros tantos al rededor... una jungla de radiaciones que contrasta con la paz y explosión natural tanto de la vegetación de la zona como de su fauna; un año mas las cabras montés nos saludaron, a una distancia prudente, eso si.


Nos sorprendió la calidad de las señales que nos llegaban y mas aún de los reportes que nos pasaron en las provincias limítrofes, sobre todo Murcia, con un enlace directo con San Javier o zonas costeras de Alicante, 10w por nuestra parte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario