El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


miércoles, 31 de octubre de 2018

Mantenimiento de antenas en otoño.

En medio del temporal masivo que este final de Octubre nos está afectando a tod@s y antes que llegue el invierno oficial, con sus extremos efectos climáticos, todavía hay una pequeña lista de trabajos de mantenimiento que todos podemos hacer a nuestros sistemas radiantes. Los Cucos lo tenemos muy fácil al no disponer de grandes antenas de aluminio y fibra, nos centramos en cambiar cuerdas, apretar conectores, asegurar la tensión mas correcta a nuestros dipolos... y poco mas. Un mantenimiento mínimo para unos cuantos metros de coaxial que seguirán a pesar de los fríos, la nieve y el viento, es la ventaja de nuestras antenas y sinceramente, en la balanza entre tranquilidad y efectividad no tenemos discusión.

Estos días nos llegan testimonios de colegas que están en lo mismo y no me puedo resistir a mostrar una brillantísima idea para descargar tensiones y prolongar ese plus de tranquilidad ante los embates climáticos que pueda sufrir nuestro dipolo.

Sistema ideado por Francisco Manuel EB1ASA

Tan ingenioso como derivar el peso del dipolo de 80 metros en RG213 a una cuerda que actúa como tirante de todo el conjunto. Un interesante trabajo de bricolaje.

Es curioso el efecto imaginativo que tiene en algunos radioaficionados que viven en zonas especialmente duras, persiguiendo el mejor modo de preservar de daños colaterales las partes mas sensibles del sistema radiante.

Ideas como esta pueden animarnos a plantear diseños propios o planificar pensando en todo, incluso circunstancias extremas como la existencia de nieve o hielo, evitando disgustos y daños.

Ahora es un buen momento para mejorar nuestra instalación. 73 

No hay comentarios:

Publicar un comentario