El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


jueves, 15 de noviembre de 2018

Otro Rack Cuco, bueno, bonito y práctico.

Este mes de Noviembre está siendo de lo mas entretenido en el taller de los Cucos. Entre aguas, vientos y poco tiempo no hemos podido salir al campo mas de dos o tres veces, una pena porque sin duda es la mejor época en La Manchuela para hacer radio. fuera de la comodidad de casa. Sin embargo, hemos empleado bien el poco tiempo del que disponíamos y anoche mismo quedó terminado el último encargo de rack de comunicaciones. Se trata de uno de los pequeños, cortos de tres U con bandeja pequeña para dos equipos y una regleta de conexiones completa, con todo el sistema eléctrico, excepto la batería interna. El proyecto nos llegó a mediados de verano, con la construcción de las antenas que teníamos que llevar a Ávila y no ha sido hasta ahora que hemos podido ponernos con el. Siguiendo el orden de nuestra lista de encargos, ha sido este otoño que empezamos con el diseño y en dos días a cuatro manos, lo hemos terminado y empaquetado para su entrega inmediata. Quiero señalar que cuando nos llega un encargo, grande o pequeño, muy frecuentemente tenemos que plantear al interesado varios factores que quizá no tuvo en cuenta. El peso, la manejabilidad, la variedad de equipos incluidos, casi siempre aconsejan dejarse llevar por la experiencia de casi un centenar de racks montados ya a estas alturas y a menudo, hacer una nuevo diseño de lo que debe ser. 

Nuestro amigo de la radio visitó el taller desplazándose desde Valencia y con los equipos que quería incluir en la maleta. Tras un estudio preliminar de las medidas y posibilidades de montaje, decidimos eliminar un medidor de SWR y un altavoz, rebajando el peso final y el tiempo de mano de obra en el montaje, dejando la posibilidad de una instalación posterior no permanente gracias a la sencilla conexión en la regleta de RF, muy accesible. En este caso hemos incorporado por primera vez un equipo de 10-11 metros y una bibanda vhf-uhf, muy práctico teniendo en cuenta que el rack, además de en casa y móvil campero, será estrenado en una travesía africana dura y con muchos condicionantes.


 Para la instalación de los diferentes elementos, tuvimos que construir desde los anclajes de los equipos hasta la sujeción de fuente interna de 12V y relé para trabajar con 220 o fuente externa.






El espacio es el suficiente para incorporar todos los elementos necesarios, incluir regletas, caja de fusibles y eso nos facilitó el utilizar el rack de 3U corto.




La fuente de alimentación es de 15A y su forma alargada nos dio la pista para su montaje mas adecuado.

Bajo la fuente una caja de fusibles que protege todas las conexiones frontales



Por el particular uso que se le va a dar, nos decantamos por el montaje íntegro frontal, con todas las conexiones y acceso al sistema eléctrico al completo. Permite utilizarlo con la tapa trasera montada, protegiendo al máximo los equipos y garantizando la correcta aireación del interior.

Dejamos dos huecos de conectar coaxial libres, no es necesario llenarlo todo, quizá algún día su dueño le de uso.

Los conectores anderson conviven con las tradicionales bananas, pasado y presente.


Voltímetro y dos tomas usb para equipos externos, teléfono, ordenador, tablet.








Un trabajo mas terminado y listo para su uso. Entretenido montaje en un otoño de soldador y mesa camilla. Y en unos días nos vamos a oriente, tenemos una cita con los Reyes Magos, ellos también merecen un regalo. 73

No hay comentarios:

Publicar un comentario