El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


viernes, 3 de enero de 2020

Empezamos año mirando al cielo

Buen año a todos, con los mejores deseos de los miembros del Cuco Team, de corazón.

Salud, fuerza ante lo que nos traiga el nuevo año y mucha radio. Son pretensiones sencillas pero muy necesarias en este 2020. Nosotros lo comenzamos mirando a las estrellas, buscando sonidos ininteligibles para la mayoría. Coordinando los horarios de las pasadas de la Estación Espacial Internacional y adaptándonos en la medida de lo posible para recibir los sonidos espaciales. Queríamos volver a probar nuestro dipolo de 40/60 metros en la recepción de las tramas SSTV en 145.800 Mhz y puedo decir que lo hemos pasado muy bien. Por disponibilidad de tiempo solo pudimos estar en un par de pases diurnos, a media mañana y con ángulos de vuelo mínimos sobre el qth de La Manchuela albaceteña. Para decodificar las señales nos servimos de la conocida app de android Robot36 y un Yaesu FT 847 conectado a la antena de HF




Recepción de las imágenes enviadas desde la ISS con motivo de una actividad especial. Las imágenes corresponden a los días 29 de Diciembre y 1 de Enero. Los pases tenían una elevación máxima de 30º aprox. sobre nuestro qth.

Esto demuestra que experimentar nos puede dar momentos muy gratos. No debemos quedarnos sin probar, lo que se nos ocurra. Nuestra afición a la radio no tiene límites y la capacidad de improvisar, probar, aprender, infinita.

Buena radio a todos en el nuevo año. 73

No hay comentarios:

Publicar un comentario