El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


miércoles, 9 de septiembre de 2020

!Cuidado¡ Tormentas

 Estamos en un tiempo complicado en cuanto a lo meteorológico y no debemos descuidar las precauciones básicas cuando somos dueños de instalaciones de antena. Hoy día tenemos alternativas muy interesantes a la hora de elegir diferentes tipos y materiales, junto al aluminio vemos antenas de fibra, dipolos, antenas de hilo. No quiero entrar en el tema de torres o mástiles, vientos y todo lo necesario para arriostrar. En definitiva un buen número de elementos metálicos que en esas circunstancias de tiempo inestable y relámpagos en el horizonte, no nos da seguridad ninguna.

Eliminando riesgos, gran parte de las antenas de vhf y uhf están recubiertas de fibra de vidrio. Otras metálicas, al aire, están cortocircuitadas a masa y dificultan la bajada de electricidad en caso de descarga, hasta el cuarto de radio. En cualquier caso, los que hemos tenido alguna experiencia desagradable en este sentido, nos falta tiempo para desconectar latiguillos y aislarlas del interior del hogar.

Pero no todo son descargas directas y desastre total. En muchísimas ocasiones un caída de rayo cercana al qth, una chispa desviada o una sobrecarga de estática en el aire son mucho mas habituales y pueden darnos el día. Como radioaficionados y por tanto preparados en la materia, todos sabemos los pasos a seguir para tener un cuarto de radio seguro, en lo posible. Tomas de tierra en condiciones y sistemas de derivación adecuados. Pero surge una pregunta, ¿puede afectar una descarga eléctrica a nuestro dipolo o antena de hilo? Pensemos que la bazooka es un dipolo cerrado, sin elementos metálicos expuestos. Los botes son de aluminio anodizado (no conductor) y están llenos de resina. Las soldaduras están protegidas por ese elemento aislante y no hay aire en su interior, tampoco. Pero en ese caso... ¿como es posible que esta semana nos hallan llegado dos antenas afectadas por  tormenta eléctrica?


Primero: sabemos que han sido afectadas ya que las han cortado en su continuidad y las bazooka son dipolos cerrados y por lo tanto cortocircuitados en dos puntos.

Segundo: abrimos las puntas y vemos esto.




Puntas quemadas. Cobre negro

Las puntas quemadas y de color negro no dejan dudas.

No hay signo alguno externo. Ni quemazones ni plásticos deteriorados. Se trata de una bazooka de 7 Mhz. El efecto puntas en cualquier circuito eléctrico y mas en altos voltajes provoca ese resultado al disipar la corriente como final de circuito. Es parecido al efecto que en un dipolo tradicional de hilo (abierto) se produce cuando transmitimos y medimos con un polímetro en sus puntas.

Seguidamente abrimos el segundo dipolo, una bibanda de 40-80 metros que se encontraba cerca del anterior. El dueño nos dijo que tras una gran tormenta los dos dejaron de tener ROE controlada, el de 40 metros se disparó y el bibanda se fue también en el tramo de 80 metros, no así en el de 40.

El procedimiento en estos casos es muy sencillo, basta con medir continuidad antes y después de los puntos de cortocircuito, antes y después de todos los botes. En el caso de la bibanda se complica un poco ya que también hay que comprobar las bobinas de coaxial y eso nos obliga a desarmarlos cuando el fallo no es evidente.


En el caso de la monobanda desarmamos los dos botes pequeños donde se unen malla y vivo con hilo fin de rama y vimos que el estaño estaba derretido y vuelto a soldar, sin duda por efecto de la descarga, dejando un fallo de conexión en ambos lados. Nosotros soldamos nuestro estaño a 295 grados centígrados, como curiosidad. Al estar envuelto en resina y cola, esta sujetó el conjunto y la antena siguió íntegra en el mástil.

Pero hay una pregunta que sigue en el aire. ¿Por donde entró la chispa a las antenas si no afectó a nada mas? Esa es la cuestión. En un dipolo cerrado como es la bazooka y sin "puertas de entrada", ¿como es posible? Pues la única respuesta con cierta validez y una vez consultado a los que entienden de tema eléctrico es que pudo producirse una descarga eléctrica en suelo, elemento metálico próximo, o carga severa de estática en la zona que derivara a tierra y una mínima parte de esa energía recorriera por masa diferentes elementos o estructuras cercanas, afectando por masa a las dos antes que disiparon por sus puntas finales le energía sin daños a aparatos eléctricos en casa pero que llegaron a derretir las soldaduras y provocar un efecto de fallo en soldadura fría de estaño.


Las antenas han sido reparadas en su totalidad, desdeñando la de 40 monobanda ya que era mas cara su reparación que una nueva.


Cuidadito con las tormentas. Cable desconectado,daño abortado. Mucha radio a tod0s. 73