El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


miércoles, 11 de enero de 2012

Estimados todos, a la espera de una mayor disposición de tiempo libre en los fines de semana próximos y a la llegada de un época de temperaturas mas suaves. Las actividades al aire libre ya os dije que quedaban aparcadas. Un "costipáo" a nuestra edad puede convertirse en un difícil trance, innecesario a todas luces. Pero os propongo, en función de vuestras circunstancias personales, una actividad para estos días de anticiclón. En mi caso particular, no hay mas remedio que hacerlo en estos meses fríos ya que cuando sube la temperatura el tejado es propiedad de una colonia de avispas, que aunque  vecinas son rebeldes y traicioneras. Se trata de la revisión de nuestra instalación de antenas y sus anclajes. En el caso de la CUCO, como dipolo que es, revisaremos el punto de cuelgue del balun central o caja de conexión  y los puntos de amarre de los brazos. Con nuestras antenas remitimos un pequeño informe técnico y recomendaciones para su correcta colocación, pero cada uno se arregla como puede y lo adapta a sus condiciones del terreno. En cualquier caso no está de más saber lo que otros colegas hacen con sus antenas y coger ideas.

Dependiendo del material de los lugares de anclaje  disponemos de formas de fijación a tal efecto.

A modo de argolla, el sistema de expansión metálico es uno de los más utilizados por su sencillez y fortaleza, en diferentes medidas.

En el caso del tornillo expansor, afianzaremos placas o diferentes soportes de manera robusta y segura.


Es necesario ajustarse siempre a las limitaciones del fabricante para no meter la pata y llevarnos un susto cuando necesitamos que realice su trabajo en condiciones de seguridad. Cada sistema se adapta a unos tipos de material y cada material no soporta de manera igual todas las formas de anclaje.


Como curiosidad os muestro un sistema curioso adaptador a tubo que en instalaciones sobre edificios en los que suele haber múltiples antenas de TV, satélite, tendederos, muchos de ellos inutilizados para su función, pueden servirnos.


Buscando por internet he encontrado estas fotos que, reconociendo lo obvio, pueden demostrar gráficamente el cuidado necesario en este aspecto de nuestras instalaciones.



Arriba detalle de vientos con aislador

Son de EA5AR

Igual de importante es la fase previa de terminar bien el brazo del dipolo. Un tensor clásico nos ayudará a darle el "ajuste fino" y corregir las dilataciones y contracciones que debemos calcular, sobre todo en instalaciones de difícil acceso, expuestas a las inclemencias del tiempo.


Hoy en día tenemos tantas alternativas y facilidades que sería abrumador para cualquiera intentar hablar de todas, pero un paseo por la ferretería más próxima nos solucionará las dudas. Se que piensas en algunas de ellas, como el taco químico, una de las últimas incorporaciones y que bien aplicada es eterna. Al principio teníamos que comprar una especie de bote como el de la silicona con un precio nada agradable y que una vez empezado, prácticamente teníamos que terminar, pues se ponía como una piedra. Ahora sin embargo disponemos de recipientes mas pequeños para usos mas de andar por casa, aunque con precios que continúan siendo altos.

En cualquier caso, amigos, mas nos vale hacer las cosas a conciencia para poder dormir tranquilos y revisar siempre que tengamos ocasión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario