El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


domingo, 29 de abril de 2012

A mal tiempo, plan B.

Se cumplió la previsión meteorológica y las malas condiciones nos obligaron a dejar los trastos de portable para otro momento. Menos mal que teníamos un plan de reserva y nos vino hasta bien quedarnos en el taller y proximidades. Como debe ser, la mañana arrancó tras un buen almuerzo en el lugar acostumbrado. En esta ocasión teníamos dos objetivos a cumplir y lo cierto es que pudimos con ellos sobradamente. En la libreta de notas teníamos escrito con sangre el reto de fabricar una slim jim con el posterior mecanizado. He de decir que hoy nos levantamos con el pié derecho sin duda, prueba de ello ha sido el pleno al quince obtenido con las dos antenas construidas en sendas configuraciones distintas en poco mas de tres horas. Pero de ellas os hablaré a lo largo de la semana. El otro compromiso era el realizar un vídeo para ilustrar el fácil montaje del pisón y como mas vale una imagen que mil palabras...

El vídeo está grabado casi como plano secuencia para sacar conclusiones sobre lo que se tarda en hacer el trabajo de montaje e izado. Hemos escogido un terreno de tierra/barro hierba para comprobar que el pisón no se deforma por el terreno ni se clava. Bueno por eso y porque llevamos 48h con lluvias y era difícil encontrar un metro de tierra seco. La configuración es de tres mástiles de 52mm y una parábola de 5 Ghz en la punta a unos 6m de altura. Cuando ponemos un dipolo, este actúa a modo de vientos evitando cabeceos sin embargo cuando usemos la base para instalaciones fijas, anclada al suelo o pared y en función de lo que le coloquemos arriba y de la altura del conjunto, por supuesto puede necesitar algún juego de riostras. Para ayudar, el pisón tiene un pequeño margen de movimiento, ya que el terreno puede no estar nivelado y deberemos forzar la verticalidad, consiguiéndolo con los vientos o con los brazos del dipolo. Hoy hemos usado tubos de aluminio, pero recuerda que las cañas de fibra (nunca de carbono) o los mástiles telescópicos son muy prácticos y ocupan muy poco en el maletero.




No hay comentarios:

Publicar un comentario