El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


domingo, 12 de agosto de 2012

La Slim CUCO al mas alto nivel.

Me gustaría llegar a transmitir a través de esta entrada la satisfacción que sentimos hace unos días cuando una modesta Slim CUCO de UHF estaba en el momento y en el bolsillo adecuado. La historia es mucho mas larga y compleja de lo que estas pocas lineas describirán, pero son suficientes para resumirla.

Este verano se está caracterizando en lo negativo por la gran cantidad de incendios forestales que se están produciendo por toda España. Mi ocupación profesional me obliga a estar presente en algunos de ellos y es en ese momento cuando uno se da cuenta del poder que tiene la naturaleza y lo que nos tenemos que esforzar por intentar comprenderla y en situaciones así "dominarla". Hace unos días se declaraba uno en una localidad conquense y allí me enviaron.

Mi ubicación era en la zona de coordinación y ya desde este momento quiero dejar claro mi reconocimiento a los que se dedican a la extinción, impresionante el nivel de riesgo que vive esta gente en su día a día y la enorme labor que llevan a cabo. La logística es sorprendente y la profesionalidad de todos los que participan de un modo u otro incuestionable.

La cosa comenzó cuando una de las organizaciones participantes en el operativo se percató de un fallo "catastrófico" en su sistema radiante de uhf. Utilizaban esta banda para emitir y recibir paquetes de datos desde diferentes emplazamientos del perímetro de la zona afectada. Ni que decir tiene la importancia de este medio. Fue entonces cuando me preguntaron sobre la posibilidad de disponer de una antena para este menester. Mis frecuencias de trabajo se encuentran en torno a los 14 gigahercios, por lo que no disponía de nada adecuado, pero de repente me acordé, la Slim cabe en un bolsillo grande o en la bolsa de trabajo, donde tengo la documentación técnica que utilizo. Y allí estaba, enrollada y cogida con la goma, que usamos de brida. Manos a la obra.


Un mango de rodillo extensible aislado sirvió de mástil, la Slim entraba en acción.


La antena está ajustada a nuestras frecuencias de radioaficionados pero el ancho de banda fue suficiente para poder utilizarse sin problemas ni riesgos. El nulo ángulo de radiación de la Slim dejó asombrado a los técnicos que comprobaron su eficiencia utilizándola durante 10 horas continuadamente y con una robustez en las señales que no podían creerlo.



Definitivamente una prueba de fuego, nunca mejor dicho, que la Slim superó sin problemas.

Desde este blog recordar a todos la fragilidad del medio natural y la necesidad de extremar nuestro comportamiento en estos días de calor para no provocar algo que luego cuesta mucho solucionar, a veces con perdida de vidas humanas. Hace unos días fallecía un miembro de la UME realizando labores de extinción, ellos también estuvieron en este junto a infocam, sescam, guadia civil... pongo algunas fotos mas como reconocimiento a todos los que estos días pasan mucho mas calor que nosotros y encima se la juegan.
73.





No hay comentarios:

Publicar un comentario