El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


domingo, 28 de febrero de 2016

El respeto al mal tiempo anunciado dejó a muchos en casa.

Esto me recuerda a aquel año que los compañeros de la prensa nacional nos anunciaron "que viene el lobo..." y media España se quedo en casa durante las fiestas de Semana Santa por miedo al fin del mundo anunciado y que luego quedó en nada de nada. Las pérdidas económicas para el sector de la restauración y el turismo fueron históricas y solo los mas valientes disfrutaron de sus destinos sin apenas aglomeraciones ni agobios, con un clima que nos chuleó, nos metió el miedo en el cuerpo y luego sol y moscas.
Algo parecido ha pasado este año con la reunión organizada por los amigos de URE Jaén, los hubo que prefirieron el brasero y las faldas de la mesa camilla, calentita en casa. Otros en cambio eligieron bien y disfrutaron entre amigos de esta jornada que ya es un clásico del calendario anual de quedadas. 

Estoy recopilando las fotos de este año y en breve espero poder subir una entrada que resuma lo vivido allí el sábado 27 de Febrero.

Un saludo, 73

No hay comentarios:

Publicar un comentario