El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


jueves, 25 de mayo de 2017

¿Pueden "apagar" nuestras comunicaciones con un simple Click?

Y la respuesta es SI. Contundente y clara respuesta en una situación de revolución tecnológica y mientras parece que hace tiempo entramos en una nueva guerra fría entre las grandes naciones y sus bloques ideológicos. Hace tiempo que es un tema de conversación recurrente entre mis compañeros de trabajo y ciertamente preocupante. Pongo un ejemplo; el martes día 22 me presenté en una oficina de registro oficial, con mi tasa pagada, y tras presentar la instancia el funcionario me confiesa que el "sistema informático" funciona pero inexplicablemente no le permite entrar. Consulta con sus compañeros y el fallo es general. Solo necesito un simple certificado que en los tiempos analógicos del papel y el bolígrafo se podría extender en 5 minutos. Ahora sin embargo ha sido necesaria una espera de 1 hora y 30 minutos... y gracias, porque pensaba que me tenía que volver a casa sin nada. Casualmente esa misma mañana tenía una reunión de coordinación sobre un ejercicio de comunicaciones en emergencia (Plan Mercurio de REMER). ¿Casualidad?

Es posible que alguien y con lo leído hasta ahora, no entienda por donde voy. Doy mas pistas:

Un amigo de la radio me acaba de enviar un artículo muy interesante.

Los satélites militares estadounidenses, así como los utilizados para fines civiles como las comunicaciones, están ahora amenazados más que en cualquier otro momento en el pasado gracias a una serie de armamentos avanzados diseñados para inutilizarlos si nuestro país se encuentra en otro gran conflicto de poder a escala de una guerra mundial anterior.
Según lo informado por el corresponsal de seguridad nacional del Washington Times, Bill Gertz, los satélites están siendo amenazados por rayos láser, armas cinéticas antisatélites, ataques cibernéticos, interferencias electrónicas y otras armas.
Gertz señala que la Junta de Ciencias de la Defensa, en un informe recientemente publicado, advierte que los satélites militares y otros utilizados para operaciones mundiales "serán disputados por una miríada de efectos que van desde reversibles a destructivos".
Y, francamente, son esos métodos destructivos los que más preocupan a los funcionarios, y también deberían preocuparnos.
"Las amenazas electrónicas estimadas y proyectadas contra las comunicaciones satelitales (SATCOM) han aumentado rápidamente en los últimos años y seguirán aumentando en el futuro previsible", dijo un resumen ejecutivo del informe.
"Los avances y la proliferación en la guerra electrónica avanzada (EW), la cinética, el espacio y las capacidades cibernéticas amenazan nuestra capacidad de mantener la superioridad de la información", y que "bajo severas situaciones de estrés, el atascamiento puede hacer que todo SATCOM comercial y la mayoría de la defensa SATCOM inoperable.
Añade: "Esta realidad debe considerarse una crisis a la que hay que hacer frente de inmediato".
¿Exageración? Apenas. 
Esto es absolutamente una cosa real.
Como señaló el informe del Consejo de Ciencias de la Defensa, el presidente chino Xi Jinping anunció importantes reformas militares para su país en abril, reformas que incluyen un enfoque mucho más grande en los sistemas de guerra electrónica que ayudarían a transformar al Ejército Popular de Liberación en una "fuerza de combate indestructible" 
.
Rusia también está trabajando para mejorar sus sistemas. 
También en abril, la junta señaló, citando a los medios de comunicación rusos, que las tropas de la Guerra Electrónica de Moscú estaban haciendo preparativos para atacar y desactivar los sistemas de armas estadounidenses "sin disparar un tiro", informó el portal de noticias en línea Vesti.
"Nuestras tropas REW pueden detectar y neutralizar cualquier blanco desde el sistema de un buque y un radar, a un satélite", dijo Vesti.
El director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, dijo al Comité Senatorial de Inteligencia a principios de este mes:
Evaluamos que Rusia y China perciben la necesidad de compensar cualquier ventaja militar estadounidense derivada de sistemas espaciales militares, civiles o comerciales y están considerando cada vez más ataques contra sistemas de satélites como parte de su futura doctrina de guerra. 
Ambos seguirán buscando una gama completa de armas anti-satélites como un medio para reducir la efectividad militar estadounidense.
Sin duda el ejército estadounidense ha desarrollado una tecnología similar. 
Pero aunque podamos ser capaces de atacar y destruir el SATCOM de un enemigo también, perder el nuestro en el proceso significa que los preppers deben obtener formas alternativas de comunicación ahora.
Obviamente, sin satélites, Graywolf Survival observa, su teléfono celular no va a ser de mucho uso - para hablar o para GPS. 
Entonces, ¿qué debería hacer? Http: //graywolfsurvival.com/2716/ham-radio-best-shtfdisaster-communication/
Radios bidireccionales: La solución más fácil aquí es invertir en un buen conjunto de radios bidireccionales. Los radios de la banda de los ciudadanos son las frecuencias comerciales más comunes y hay algunos buenos productos en el mercado. Estos, por supuesto, están diseñados para comunicaciones de corto alcance, pero serán útiles para una serie de cosas: patrullar, explorar, buscar comida o simplemente mantenerse en contacto dentro de su propio vecindario. 
(Relacionado: Lea Manténgase en contacto cuando usted falla.) Http://www.bugout.news/2015-10-19-keeping-in-touch-when-you-bug-out.html
Además de radios de mano, debe considerar la creación de un modelo de base, así - uno que viene con una antena exterior por lo menos 30 pies en el aire. 
Estos le dará mucho más de largo alcance, por lo que es más fácil para usted para hacer contacto con el mundo exterior, por así decirlo.
Limitaciones para las radios CB, sin embargo, es que no mucha gente las posee en estos días. Hace unos 40 años, créanlo o no, estaban enojados, y hoy los camioneros todavía los utilizan bastante, pero el público en general no. 
Sin embargo, sí constituyen una buena alternativa para la comunicación a corta distancia entre miembros de la familia y miembros de su grupo de supervivencia.
Sólo recuerda, funcionan con pilas, así que asegúrate de que tienes una manera de mantenerlos cargados. 
Los paneles solares y las baterías recargables son una posibilidad combinada.
Radios de Ham: Estos son los mejores para las comunicaciones de emergencia, como lo observa Graywolf Survival, porque es utilizado por MARS (Sistema Auxiliar de Radio Auxiliar) y ARES (Servicio de Emergencia de Radioaficionados). 
Además, varios grupos de búsqueda y rescate los utilizan.
Hay una serie de frecuencias de emergencia disponibles en el radioaficionado, también.


Reflexionando en voz alta; creo que gran parte de los radioaficionados lo tenemos claro pero ¿seriamos capaces de reaccionar? ¿estamos preparados?

Los Cucos, SI.

Por cierto, el lunes pondré fotos del ejercicio Mercurio. Se ha planteado como ejercicio analógico en las peores condiciones sin posibilidad de repetidores e intentando el enlace entre colaboradores vía directa.

73

No hay comentarios:

Publicar un comentario