El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


domingo, 11 de marzo de 2018

Media antena por hora.

Hay trabajos que requieren un nivel de detalle y cuidado tan alto que solo toca de cuando en cuando. Mientras la Borrasca Félix soplaba este fin de semana en La Manchuela Albaceteña, los cucos cortábamos cable, torneábamos las tapas y marcábamos los botes de las nuevas Cuco XXL para 80 y 40 metros que esta semana viajarán a EA8. Todo trabajo manual o artesano conlleva un esfuerzo incorporado que casi nunca se valora desde fuera y tampoco se descuida desde dentro, pero que debe tenerse en cuenta. Cuando además, tenemos ciertas limitaciones y objetivos considerablemente muy por encima de lo habitual, la cuestión se complica y es necesario poner "toda la carne en el asador" y buscar la excelencia en el resultado. Esto es lo que pasa cuando nos llegan encargos de antenas "especiales", donde se multiplica su expectativa de funcionamiento al tiempo que su peso, tamaño, complejidad de montaje, etc. Esta es la razón por la que no tenemos stock en estos dipolos, se construyen bajo demanda y al tiempo aprendemos, cada vez, a salvar pequeños problemas que surgen inevitablemente con cada proyecto.

Los pequeños ajustes se realizan sobre la marcha en el propio taller de montaje gracias a la pequeña maquinaria de apoyo  que hemos incorporado estas navidades pasadas.

El trabajo de torneado es imprescindible para "arañar" las micras necesarias.

Manejar cables como el 213 en longitudes de 30m es complicado, pero no imposible.

Antena terminada y comprobada.
Al final, dos horas y pico, dos personas y ya está lista. Hace unos días nos preguntaban abiertamente cual era la diferencia entre una Bazooka Cuco y cualquier otra; mi respuesta fue pasarle el enlace de este blog y animarle a leerlo, desde el principio a poder ser, con la primera entrada del 30 de Agosto de 2011.

73

No hay comentarios:

Publicar un comentario