El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


jueves, 9 de enero de 2014

Como de la noche al dia.

Estoy dándole vueltas en la cabeza a los últimos comentarios que he leído en los foros y sinceramente, no puedo dormir. Primero porque me reitero en la afirmación, que no deja de ser una apreciación personal, de ser testigo de un tiempo de ilusión renovada por parte de muchos radioaficionados españoles con la llegada de los 60 metros y segundo, porque están surgiendo debates en torno a cuestiones técnicas e incluso legales y administrativas que me tienen el teléfono móvil bailando todo el día con los avisos.

En la cuestión técnica, hoy un colega se me quejaba amargamente al decirme que por mucho empeño que le pone, no consigue escuchar mas que algún débil qso casi imposible de descifrar. Al mismo tiempo, ya se alzan voces opinando que debemos ser parcos al entablar comunicados en esa banda ya que los 6 canales asignados son insuficientes para tanta expectación creada y no hay que acaparar. ¿Como es posible? ¿Que no escuchas a nadie y sin embargo están saturados? Pues efectivamente, hay quien no escucha y quién no tiene hueco, todo al mismo tiempo... Para el que no recibe, bueno es recordar lo que es la longitud de onda y la limitación y buen uso de los acopladores. Juguemos un poco a la comba:

 
Esta onda mecánica, inocentemente creada por la pequeña niña anclada en los años 60, nos recuerda la imagen física de la protagonista de todas nuestras desdichas y alegrías. La onda (no encuentro la lambda en el teclado) debe moverse por una cuerda con la adecuada longitud. Si es mas corta malo, si es mas larga malo, no pidamos peras al olmo. ¿Tiro de acoplador y estiro la cuerda para que me quepa la onda? ¡Vale! pero no esperemos mas de lo que la física nos pueda dar, una buena relación ROE no garantiza un óptimo rendimiento. Al colega que no escucha con su antena de otras bandas acoplada, le digo que no desespere, bastará con poner el sistema radiante adecuado. ¿Acaso transmites en vhf con la de uhf acoplada? seguro que no, yendo de un extremo al otro del espectro. Es mas fácil acoplar un dipolo de 80 a 60 metros (hay muchos que estáis así) que no uno de 40 a 60 metros o 20 a 60 o 10 a 60... pero en ningún caso estaré facilitando el paso de la onda de 60 metros de forma adecuada. Por lo tanto, vuelvo a lo de las peras y el olmo. Llegado este momento, REFLEXIÓN EN VOZ ALTA, si acoplando tu dipolo o antena de 80 a 60m todavía escuchas algo y te permite contactillos ¿que pasará cuando pongas una antena a propósito de la banda de 60? Pues que te comerás el mundo.


En esta tabla de EA1CDV, vemos como la de 60 metros iría situada entre 40 y 80. Es fácil pensar que en un dipolo de 80 metros cabría una longitud de onda completa de 60 mas otra de 20 (que chollo, una antena tribanda)... y es cierto, la pena es que las longitudes no se suman ni se complementan, o nos sobra cuerda o nos falta. Y para colmo, como la velocidad en el elemento radiante sufre resistencia, las cantidades teóricas no coinciden con las prácticas (en el cuadro ya ha sido tenido en cuenta el 5% de ajuste). Como conclusión a esto, pon una CUCO de 60 en tu vida y verás.

En la segunda cuestión, pienso que tienen razón los que hablan de hacer un uso mesurado. Ya he notado la proliferación de qsos de larga duración a dos, tres o cuatro estaciones. La verdad es que esto le da mucha vida, pero efectivamente deja poca oportunidad al resto de colegas. No olvidemos que estamos en periodo de prueba y por lo tanto ese es el propósito, experimentar, pero ojo sin cosas raras. Recomiendo imprimirse las recomendaciones de uso o los términos de la concesión administrativa y tenerlos visibles durante nuestros tiempos de radio. No cometamos ninguna tropelía, al menos conscientemente, o no llegamos a Junio. Incluso hay voces que hablan de crear un banco de datos con las condiciones particulares para realizar comparativas o estudios posteriores al respecto, me parece bien, mi libro de guardia es eso y saco mis propias conclusiones, ¿porque no compartirlas? todo lo que sea sumar.

En el apartado administrativo, pffffff que pereza. Tenemos un País único, pá lo bueno y lo malo. Tantas interpretaciones como Comunidades Autónomas, IM PRE SIO NAN TE. Este merece una entrada en exclusiva, pero ya me está entrando sueño...

Nos oímos en 60, 73





No hay comentarios:

Publicar un comentario