El proyecto CUCO lo formamos Jose Angel EA5HIR y Agustín EA5GSY respaldados por un gran grupo de radioaficionados. Empezamos buscando la excusa para reunirnos los fines de semana y pasar un tiempo en torno a la radio con actividades al aire libre. Ahora ese grupo de amigos se ha multiplicado y desde cualquier punto de España y el mundo se puede formar parte de el. El Cuco es la típica construcción agrícola que antaño encontrábamos en los viñedos de La Mancha, sirviendo de refugio y hogar durante las jornadas de trabajo. Actualmente hay algunos en la Manchuela Albaceteña, recordando la dureza de la naturaleza y la fragilidad del hombre que busca protegerse. En la frontera entre Madrigueras y Motilleja, donde desarrollamos muchas de nuestras actividades, se encuentra un Cuco que nos recuerda el ingenio y la humildad de nuestros predecesores. De ellos aprendemos y hacemos bandera.

Hemos cumplido seis años y esperamos que sean muchos más. Un camino que comenzó en busca de compartir experiencias, buenos momentos con nuestros amigos y siempre con la radio como punto de partida y que no nos ha defraudado en absoluto. Ahora somos más, algunos con la experiencia de habernos conocido físicamente en alguna de las actividades y muchísimos, todavía, a la espera de ese momento. En nuestro hobby no hay distancias o mejor dicho nuestro objetivo cuando encendemos el equipo es que no las haya. Eso solo lo entendemos los radioaficionados y nosotros lo hemos conseguido. El CUCO Team lo formamos ahora más de 100 entusiastas de todos los rincones de España y de 28 países que nos siguen a través del Blog diariamente. Nos llaman, nos escriben, nos dan ideas, nos preguntan, nos corrigen y sobre todo nos animan a seguir y crecer. El CUCO es una experiencia entorno a la técnica, la naturaleza y la amistad, así lo resumiría después de este tiempo.


martes, 28 de octubre de 2014

Octubre primaveral.

Sin duda ya podemos decir que este año 2014 nos ha traído dos primaveras, una cuando se esperaba y corresponde y una segunda con fondo otoñal en este mes de octubre que poco a poco se nos va. En algunos lugares incluso podemos hablar de verano mas que primavera, a juzgar por la temperaturas altísimas y eso nos brinda una oportunidad única de no desmontar la caja de material campestre y poder programar salidas de radio en plena naturaleza y en manga corta. Lo cierto es que tanto la fauna como la vegetación de algunos lugares parece estar mas que confundida y en este anormal periodo del año nos podemos beneficiar de las agradables condiciones para seguir sacando antenas y equipos para transmitir desde los rincones preferidos.

Los cucos también nos apuntamos a este regalo meteorológico y con los coches, todavía descapotados, seguimos realizando pruebas al aire libre. El pasado fin de semana la escusa era escuchar al 4M y terminamos haciendo HF con la Bazooka Cuco qrpera y tan solo 5 W en antena. Disfrutamos al mas puro y sencillo estilo del modesto radioaficionado campestre, con una antena minimalista que cabe en el bolsillo del pantalón, a pesar de tratarse de un dipolo de 40m con cable de bajada de 6 metros, una caña de pescar como mástil y una emisora a baterías. Que poco necesitamos para pasarlo bien...



A alguien se le ocurrió instalar la antena entre dos árboles o mas bien dentro de ellos, abrazada por sus ramas.


Incluso, nuestro amigo americano, colocó su bandera para saber donde estaba el dipolo y poder encontrarlo y recogerlo al final de la mañana.
Buenas condiciones de radio estos días, aprovechémoslas que ya tendremos tiempo de pasar frío.

73

No hay comentarios:

Publicar un comentario